PLANES DE CONTINGENCIA DE INFLUENZA AVIAR EN LOS PAÍSES INTEGRANTES DEL CVP

 El  20 y 21 de abril se realizó en salas del Servicio Agrícola Ganadero (SAG) de Chile, la V Reunión Ordinaria del grupo ad hoc de sanidad avícola (GSA) del CVP del ejercicio 2017.

En la misma estuvieron presentes los integrantes del grupo de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay, contando además con la presencia del sector privado de Chile.

Se desarrolló la agenda cuyo objetivo fue, en función del mandato del CVP, actualizar la información sobre los programas de vigilancia de influenza aviar (IA) y los planes de contingencia de los países; entregar los principales antecedentes del reciente brote de IABP H7N6 registrado en Chile, en pavos; revisar el plan regional de prevención de IA y analizar y discutir los mecanismos que permiten mantener el intercambio comercial de aves y productos avícolas dentro de los países del CVP, en el marco del Código OIE, ante brotes de IA en los países signatarios.

Las rutas migratorias de aves silvestres a través del mundo parecen predecir el estado actual de la influenza aviar en todos los países (se adjunta presentación del SAG). En ese sentido, se puede apreciar qué es lo que se notifica ante la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la actualidad mundial en cuanto a la IA de alta patogenicidad, así como los virus que están en circulación. Se puede apreciar que 51 países de los 180 países integrantes de la OIE han presentado brotes en el primer cuatrimestre de 2017.

Esta situación demuestra que el riesgo existente obliga a los países a fortalecer los sistemas de vigilancia de los SVO, a invertir en los mismos para lograr rápidas respuestas ante posibles brotes, involucrar a todos los sectores involucrados del sector público: técnicos, administrativos y áreas legales y sobre todo, involucrar y responsabilizar al sector privado en varios aspectos, esenciales tanto en la vigilancia como en el control de la enfermedad.

Chile es un ejemplo de cómo el sector privado tomó decisiones a tiempo, demostrando que su participación proactiva es fundamental en todo momento. Se requiere un nuevo y mayor protagonismo del sector privado en el control/monitoreo, vigilancia, diagnóstico (laboratorios privados) y responsabilidad ante una contingencia, financiación de las crisis y sistemas de indemnización.

 Sit.SanitariaMundial_IA